La importancia de las etiquetas en todo.

De seguro te has preguntado muchas veces: ¿A quién se le ocurrió ponerle el nombre perro al perro, gato al gato y conejo al conejo? Alguien etiquetó con un nombre a las cosas y así fue como reconocemos los objetos.

Luego nuestro cerebro conforme fuimos aprendiendo a asociar creó un camino rápido para que a futuro la comunicación cerebro-boca fuera prácticamente inmediata.

Estoy hablando de milisegundos o posiblemente menos de eso es a lo que nuestra mente esta acostumbrada a trabajar. Y aquí va un ejemplo clarísimo.

Cuando llega la hora de tomar un baño o ducharse mientras estás en un hotel lo primero que probablemente hagas es abrir la regadera antes de desvestirte. El agua comienza a fluir y la primera pregunta surge: ¿Le habré abierto hacia la fría o la caliente?, el resultado lo tienes al tocar el agua después de varios segundos, aproximadamente 10 o 15 segundos es en lo que sale el agua caliente (en algunos lugares tarda en llegar), par entonces ya habrás desperdiciado 40 a 45 segundos muy valiosos contando que te desvestías. Día siguiente, misma historia, pudieras olvidar cuál era cuál hasta que tu cerebro haga el surco definitivo de ‘esa llave abre la caliente’.

Por otro lado, si la manija hubiera estado etiquetada correctamente desde un principio sabrías que vas por el buen camino y no perderías tanto tiempo en esperar.

Hasta aquí termina mi ejemplo y vamos a la parte medular.

Hoy en día le damos a nuestra mente multitareas de una forma inconsciente, tenemos el celular en la mano, los niños haciendo ruido durante el trayecto escuela-casa, vas manejando y pensando qué vas a hacer de comer o si eres el señor de la casa de seguro estás pensando en lo que te dijo tu jefe, etc.

Y luego, en un instante detienes tu vida entera para darle una pequeña instrucción a tu cabeza y se queda atorada, de la misma manera que una computadora cargando la información eternamente. ¿Cuántas veces te has preguntado cómo se llama tal persona, e incluso qué ibas a hacer más tarde?

Hoy más que nunca necesitamos de un apoyo extra para poder mantenernos en curso y enfocada nuestra mente.

Quiero traer a la mesa Evernote, que para mí, es la mejor herramienta digital que podemos tener para poder llevar un orden y no pasar por ese momentos complicados cuando necesitas accesar información de tu mente en un momento de mucha distracción.

¿Cómo lo uso y que hace?

Evernote es un sistema basado en la nube y que se asemeja a post-its digitales, donde escribes en cualquier momento, lugar o tiempo lo que es importante para ti. Muchas veces ni siquiera sabemos las placas de nuestro automóvil, el número de cuenta de 16 dígitos para depositar en el banco, copia de un recibo de electricidad (vaya que sí me ha servido este último).

Evernote lleva en sincronía siempre todo lo que le guardes, desde texto, fotos, audios, videos, archivos pdf, etc. Toda la información está a un clic de distancia.

Su organización está diseñada como asociación, a través de etiquetas, es decir, muy similar a nuestra mente rápida. No es necesario crear tanta jerarquía cuando puedes asociar o etiquetas con palabras una nota.

Etiqueto mis artículos del blog para fácil recuperación

Te muestro, puedes tomar fotografías a todas las calificaciones de tus hijos y darle la etiqueta ‘calificaciones’, posteriormente cuando haya qué hacer una aclaración con profesores tienes esa información valiosa a la mano y en el momento correcto y en el buscador de la app solo pones: ________________. Muy bien! en lugar de estar pasando nota por nota entre miles de lugares posibles llegas con una sola palabra.

Ahora. Por eso hice el ejemplo de la regadera a principio del artículo. Cuando conectamos nuestra mente con esta aplicación, podemos reducir considerablemente el tiempo perdido buscando la información, nos convertimos en personas más productivas y efectivas, el tiempo vale mucho, el ahorro de estrés que le damos a nuestra mente es bien recibido cuando tenemos todo a la mano.

Haz la prueba y verás que Evernote cambia tu vida por completo, seas ama de casa (lleva tus recetas de cocina y pendientes), si eres estudiante (almacena tareas y trabajos completos que al final del semestre te ayudará a estudiar), profesionista (impresiona a tu jefe teniendo claras las metas del mes), en fin, es para todos.

Descárgala desde aquí: https://evernote.grsm.io/ebccclmfernandez